Usted está aquí

Historia

Historia

El municipio de La Gallega figura en la historia desde el siglo X y debe su nombre a una dama de origen galaico que, presumiblemente, se instal√≥ all√≠ durante el Medievo. Esta villa, acogida desde el principio en el seno del Condado de Lara, se fusion√≥ m√°s tarde con dos poblaciones vecinas: Salg√ľero y Pe√Īa Aguda.

A mediados del siglo IV depend√≠a plenamente del convento benedictino de San Pedro de Arlanza. M√°s tarde, tras una reestructuraci√≥n, pas√≥ a integrarse en el partido judicial de Salas de los Infantes. El municipio de La Gallega es atravesado por el antiguo ferrocarril minero Santander.-Mediterr√°neo, que ahora se ha recuperado habilitando una senda verde que forma una maravillosa ruta para los amantes de la naturaleza. Han sido hallados varios restos que ponen de manifiesto la existencia de un asentamiento medieval. Uno de ellos, el conocido como Pe√Īa Aguda, donde se encontraron restos de una estructura rectangular que bien pudieran corresponder a los de la antigua ermita de Nuestra Se√Īora de Pe√Īa Aguda.

La localidad apareci√≥ en los cartularios bastante tarde, en 1217, a√Īo en el que se document√≥ el hospital de trase√ļntes de San Miguel de Gallego en el Camino Soriano-Aragon√©s, ruta jacobea de Zaragoza a Santiago de Compostela por Soria, Silos y Burgos.

El pueblo fue en la Baja Edad Media de se√Īor√≠o del abad de San Pedro de Arlanza.

Monasterio de San Juan de OrtegaEl 27 de mayo de 1285, Sancho IV concedi√≥ por carta plomada al Concejo de Burgos los derechos de las calo√Īas, portazgos, yantares, marzadga, que ten√≠a el rey como se√Īor de Lara en La Gallega, Lara, Barbadillo del Mercado y Valdelaguna, a cambio de 500 maraved√≠es de moneda nueva (siete sueldos y medio el maraved√≠) anuales, la mitad por San Miguel y la otra mitad por San Mart√≠n. En el documento, editado en la Colecci√≥n diplom√°tica del concejo de Burgos, se establec√≠a, so pena de 1000 maraved√≠es, la prohibici√≥n de embargar o de controlar la totalidad o parte de los impuestos cedidos al Concejo burgal√©s, as√≠ como de entrar merino u otro agente de un se√Īor contra su voluntad, sino √ļnicamente el elegido por ellos.  Por un documento de 24 de abril de 1338, 

sabemos que el abad de Silos y su hom√≥logo de San Pedro de Carde√Īa llegaron ese d√≠a a la abad√≠a de Arlanza para tomar cuenta de √©ste. La renta perteneciente al monasterio arlantino por La Gallega era de 24 maraved√≠es.

El 2 de abril de 1388, los abades de Silos y Arlanza llegaron a un compromiso sobre los pastos del l√≠mite entre Pe√Īaguda y La Gallega, poblaciones a la saz√≥n pertenecientes a los dos monasterios, en el claustro de silense delante de la puerta del cap√≠tulo. Los √°rbitros nombrados por las dos partes fueron el vicario de Clunia Ramos P√©rez, el vecino de Hontoria Andr√©s P√©rez y Juan Ferr√°ndez. La sentencia definitiva, de 4 de setiembre del mismo a√Īo, fij√≥ los l√≠mites de ambas posesiones monacales y defendieron a los habitantes de cada una de ellas de la penetraci√≥n en tierras de la otra de un morador de la localidad vecina. A√Īos antes, en 1352, el pueblo aparece en Becerro de las behetr√≠as de Castilla como La Galega.  

Antiguo Se√Īorio de MolinaEn 1491, a finales del siglo XV, un carretero de La Gallega (Juan Tejedor) transport√≥ lanas desde Mazarete, Selas y Aragoncillo, en el se√Īor√≠o de Molina, hasta Burgos. El contrato para el transporte de la lanas se formaliz√≥ el 9 de setiembre de 1491.   Esto prueba que ya exist√≠a carreter√≠a en la comarca antes de la creaci√≥n de la Real Caba√Īa de Carreteros.

En el Censo de Vecindarios de la Corona de Castilla realizado en 1591   se denominada del mismo modo y pertenec√≠a al Partido de los Arauces , incluida en la Burgos. El partido contaba con 876 vecinos pecheros.

M√°s tarde, ya en los siglos XVIII y principios del XIX, la villa era se√Īor√≠o del Duque de Veragua, as√≠ figura como villa perteneciente a la Jurisdicci√≥n de Los Arauzos , de se√Īor√≠o, en el partido de Aranda de Duero, con Alcalde Ordinario de Se√Īor√≠o.

La localidad se dedicó, mientras existió la carretería, a la fabricación de carretas, muchas veces muy lejos del pueblo (Torrelaguna, en Madrid, etc.).

El pueblo formó, con otros pueblos, parte de la jurisdicción de los Arauzos en los siglos XVI, XVII y XVIII, al menos.

En La Gallega, siendo el a√Īo 1612, el vecino de El Burgo de Osma Pedro de Cicarte, arquitecto, ensamblador y entallador, realiz√≥ el altar mayor de la iglesia, del que queda la Virgen Asunta.

A mediados del siglo XVIII, el Catastro de la Ensenada dec√≠a que era villa, seg√ļn la primera respuesta, y localidad de realengo, seg√ļn la segunda.

En toda la Sierra, y tambi√©n la de La Gallega, se han vivido conflictos con las poblaciones pr√≥ximas por los l√≠mites de pastos y pinares, cuando no por su uso. Algunos de estos conflictos en los que se ve envuelto el pueblo est√°n recogidos por T. Moral en su libro Pinilla de los Barruecos (Burgos, 1975). As√≠, en 1779, Bartolom√© de la Pe√Īa, vecino que hab√≠a sido de La Gallega, pero establecido en Pinilla, edific√≥ una tenada en el pago del Cristino, propiedad de La Gallega, "como recompensa de lo que √©sta (Pinilla) tiene cedido en el lugar denominado Cabezota". La Chanciller√≠a de Valladolid resolvi√≥ el conflicto obligando a los de Pinilla a construir otra tenada en el lugar de la Solana para los de La Gallega y prohibiendo a Bartolom√© de la Pe√Īa nuevas edificaciones.

A mediados del siglo XIX, seg√ļn P. Madoz, La Gallega ten√≠a 120 casas, incluida la consistorial, y una escuela de primeras letras frecuentada por 20 ni√Īos, cuyo maestro disfrutaba de una dotaci√≥n de 14 fanegas de comu√Īa. Ejerc√≠a de cirujano Rafael Villarreal. A√Īos m√°s tarde, en 1883, de acuerdo con la informaci√≥n del diccionario geogr√°fico de Pablo Riera, la instituci√≥n educativa se costeaba con fondos municipales.

En 1871, el pueblo de La Gallega compr√≥, pr√≥ximo ya al l√≠mite con Cabez√≥n, Cerrito el Serbal. La Gallega termin√≥ el siglo XIX como hoy la conocemos en el aspecto urban√≠stico (calles irregulares) y un n√ļmero crecido de edificios: 226 (viviendas familiares, corrales, tenadas, etc.). Ejerc√≠a de maestro de primeras letras en el pueblo Don F√©lix Alcalde Castillo, que se jubil√≥ en 1906.

Pio BarojaEl escritor Pío Baroja situó en un ventorrillo entre Salas y Huerta (es más que probable que se tratara de la Venta del Espino) el nacimiento del guerrillero Juan Bustos "El Brigante", protagonista de la novela El Escuadrón del Brigante (1913) ambientada de la Guerra de la Independencia (1808-1814). En este sentido, Baroja dejó escrito: "Había tenido, hasta echarse al monte, un ventorrillo, en la calzada que va de Salas de los Infantes a Huerta del Rey".

En 1934, los Ayuntamientos de Huerta de Rey, Arauzo de Miel, Mamolar, Pinilla de los Barruecos, La Gallega, Rabanera y Hontoria del Pinar solicitan que se verifiquen las liquidaciones del 20% de propios y 10% de aprovechamientos forestales al finalizar el plan decenal.

tras una reestructuraci√≥n, paso a integrarse en el partido judicial de Salas de los Infantes, perteneciendo desde el a√Īo 1956 a la di√≥cesis de Burgos, despu√©s de largos siglos dependiendo del Obispado de Osma.

Historia
Historia
Historia
Scroll top